jueves, 13 de agosto de 2009

MANUAL MOMIA DE AUTOAYUDA (7): Farfullar canónico en la aldea (global): la Verdad® Revelada.

Reyes no sabe muy bien si le molesta que la Señorita Práxedes la saque de clase dos veces por semana. Hay cosas buenas: la Señorita Práxedes y ella salen juntas de clase y, muchas veces, la lleva de la mano a la biblioteca. A veces van a hacer fotocopias para los deberes del fin de semana. A Reyes le gusta hacer fotocopias. La luz que va y viene por el cristal, a toda velocidad, como una espada Jedi. A veces se hace fotocopias de la mano o de la cara, como ésta de abajo, cuando llevaba el pelo largo:



Pero a Reyes no le gusta que sus amigos se sepan una historia que ella no conoce. Como un Harry Potter secreto, exclusivo. Aunque no se trata de Harry Potter, se trata de una historia que tiene mucho que ver con la Navidad, con los Reyes Magos, con la Comunión. A estas alturas Reyes sabe positivamente que Jesús tiene que ver con los regalos. No le queda duda. Y a Reyes le gustan los regalos. Pero, más todavía, le gusta enterarse de las cosas: mientras el resto de la clase estudia con la profesora de Religión que Dios creó el mundo y que Jesús dijo que si te pegan una torta tienes que poner la otra mejilla —cosa que, por cierto, Pedro aún no se ha aprendido, así que igual le suspenden Religión este año—, Reyes hace fotocopias. Bueno, no siempre: los Martes la Señorita Práxedes suele reunirse con otros profes y a ella la dejan leyendo Kika Superbruja, que tampoco está tan mal. Pero sus amigos pueden leer la historia de Kika Superbruja cuando quieran y ella no se aclara muy bien con quién es la Virgen María. Sobre todo cuando oye a Marta, su hermana mayor, gritar, encerrada con el teléfono en su habitación, «¡Mecagüenlaputa, Pilar, qué cabrona! ¡Qué ganas tengo de dejar de ser virgen!». Marta tampoco hizo la Comunión, dicen sus padres. Claro, con esas palabrotas, a ver.


Así que a veces Reyes deja a Kika Superbruja de lado (más bien boca abajo) y busca cosas sobre religión en Google, con el ordenador de la biblioteca. Pero claro, como todo en Google, es un lío. Pero, por lo menos, se entera de que hay muchas religiones donde escoger: hay monoteístas, politeístas y dualistas; abrahamicas o dharmicas (esto le resulta totalmente extraño, sobre todo por la «h» intercalada) y también reveladas y no reveladas… Lee que sólo un 12% de la población mundial se declara no creyente (la Señorita Práxedes le aclara que eso significa que solo una de cada ocho personas no tiene religión). Y eso precisamente es lo que le dice su padre que es la razón para que ella no tome la comunión: «Nosotros no somos creyentes, cariño», le dice siempre. Claro que luego siempre está con «Creo que no es buena idea que tengas un móvil a tu edad», «Creo que es mejor que cambiemos de playa este verano», «Creo que va a llover», «Creo que el perro quiere hacer pis ¿por qué no lo sacas, cariño?». Anda que, para no ser creyente...


Reyes, vistas las fotos que salen si le da a «imágenes» finalmente decide que lo que más le mola es ser rastafari. Desde luego monja no, en ningún caso. Muchos del insti, cuando pasan por delante del cole, en el recreo, llevan «rastas» y pantalones anchos y molan. Los rastafaris molan. Reyes lee en Google que la Biblia de los rastamanes es el Kebra Nagast (lo he escrito bien, creo), que habla del Rey Salomón y la Reina de Saba. Mira por dónde, como le dice mamá: «Levanta ya del sofá y pon la mesa, que pareces la Reina de Saba». Reyes intenta aprender, pero finalmente se lía todavía más y se mete, vaya usted a saber cómo, en la página del Monstruo del Espagueti Volador (que no está bloqueada por el cortafuegos del cole), que ése sí que mola de verdad. Aunque sus amigos no van a entender que se ponga a rezar algo como esto:


Oh Tallarines que están en los cielos gourmets

Santificada sea tu harina
Venga a nosotros tus nutrientes
Hágase su voluntad en la Tierra como en los platos
Danos hoy nuestras albóndigas de cada día
y perdona nuestras gulas así como nosotros perdonamos a los que no te comen.
No nos dejes caer en la tentación (de no alimentarnos de ti)
y líbranos del hambre...
RAmén.




## Interrumpimos este post para comunicarles que nuestro narrador omnisciente nos indica que la nota al pie de la Señorita Práxedes en el boletín de notas de Reyes Rodríguez, correspondiente al segundo trimestre «reza» así: «Estimado Señor Rodríguez, intente ahondar un poco más con su hija en lo que me comentó del “humanismo laico”, contra lo que no tengo nada que objetar. Pero creo que Reyes anda un poco confusa. Ah, insista también en las operaciones con fracciones, las divisiones por dos cifras y el significado de los porcentajes. Y felices vacaciones de Semana Santa». ##


Así que queden con Dios, o con el MEV, es un decir.




1 comentario:

abel jaime dijo...

Claro.. no creemos en nada y despues fíjate como nos sale la hija mayor.. si es que..