miércoles, 17 de septiembre de 2008

Dylan y Fresán


No hace tanto, desde “La momia”, iniciamos un, más que ambicioso, pretencioso proyecto que denominamos “Echo Star”, como la primera novia de Dylan. Se trataba de divulgar la obra de Dylan, como si eso hiciera falta, traduciéndola al castellano, como si eso fuera posible, e interpretada por nosotros, como si eso no fuera temerario. El caso que, con bastante esfuerzo y no menos placer añadido, sacamos adelante unos cuantos bonitos niños denominados “Sigue tu senda y yo la mía”, “Siempre así” o “No lo pienses dos veces” a.k.a. “Most likely you go your way (and I’ll go mine)”, “Forever young” o “Don’t think twice, it’s all right”. Y así hasta unos catorce o quince temas, creo.

Algunos antecedentes curiosos: los autores, o sea, nosotros, nos encontrábamos con 1) un bonito y enorme ejemplar de las letras de Dylan traducidas al español y editado por Global Rythm Press, Barcelona y 2) Rodrigo Fresán, ese gran autor, asegurando, como dylanófilo irredento (véase, a modo de ejemplo, la siguiente loa) que ese tomaco es, iba a ser, suyo . En su momento hasta se pudieron leer algunos adelantos de lo que parecía una más que prometedora obra, llena de notas al pie, traducciones libres, erudición, todo aquello que no permitiera diluir la potencia poética Dylan en la traducción: a modo de ejemplo, aquí está la magnífica Visions of Johanna. Pero, claro, lo más importante: las traducciones de GlobalRythm, que al final las rehicieron, al parecer completa y rápidamente Miguel Izquierdo y José Moreno por supuestas desavenencias de la editorial con Rodrigo Fresán: 1) son literales 2) a veces no corresponden a la letra más reciente (“you ain’t goin’ nowhere”) y 3) no riman, ni respetan la métrica ni la acentuación, o sea, no son cantables, al menos, al modo tradicional de cantar. Tampoco las de Fresán lo iban a ser, aunque, de algún modo y visto lo visto, parecían bastante más inspiradoras.

Por otro lado y, mientras nos dedicábamos a esto, en esos días parece que a todo el mundo le dio, de nuevo, por Dylan. Por darle le dieron hasta el Pulitzer. Y un amaralazo de parte de la Expo de Zaragoza. Nota al pie: menuda diferencia de “La tormenta”, que, teóricamente tenía que ver con la crisis de los misiles de Cuba y la versión, excelente, de los Auserones de “Ballad of a thin man”, sólo un poco antes en el discográfico tiempo.

Algo sacamos en claro: la polémica sobre “Like a Rolling Stone”, que Fresán tradujo “Como una bala perdida” e Izquierdo & Moreno resuelven con “Como un canto que rueda”, nosotros la llevamos más allá: “Como una perra abandonada”. Y así sucesivamente. Esperemos que Él (Dylan) no nos lo tome en cuenta. Ya perpetramos una primera actuación con estas letras, en FNAC Murcia, el pasado 3 de Julio. A la actuación, sólo un día antes de que Dylan actuara en Lorca, acudió al menos un dylanófilo que, amablemente y al final, habló con nosotros y nos dijo algo así como “…bueno, salvada la primera impresión…no está mal”. Viniendo de alguien así, lo interpretamos como un halago. Claro que no había oído nuestra “Recuéstese” a.k.a. “Lay, lady, lay”.

Bueno, aquí os dejamos uno de los temas, por si os da por cantarla. Nosotros ya lo hemos hecho y, ya sabéis, salvada la primera impresión…no está mal. En vuestro lado queda descubrir de cual se trata. No es tan difícil. ¿O sí?.

TENDRAS QUE REZAR.

Puedes ser el cónsul de Francia o del Sudán,
Que te guste el juego, o te guste bailar,
Puede que seas el campeón de los pesos pesados,
O una famosilla con sus collares colgados,

Pero tendrás que rezar,
Si tio sí,
Tendrás que rezar,
Puede que al diablo o puede que al señor,
Pero rezarás

Un adicto al rock’n’roll marcándose un twist,
Unas cuantas drogas o un buen strip-tease,
un hombre de negocios o un ladrón de bancos,
que te llamen doctor o que te llamen amo,

Pero tendrás que rezar,
Si tio sí,
Tendrás que rezar,
Puede que al diablo o puede que al señor,
Pero rezarás

Puede que seas el poli, o que seas de los malos,
O que tengas las acciones de un canal de pago,
Puede que seas rico o no, que te mueras o estés sano,
Que vivas en otro país, que tu nombre sea falso

Pero tendrás que rezar,
Si tio sí,
Tendrás que rezar,
Puede que al diablo o puede que al señor,
Pero rezarás

Puede que seas albañil y construyas un hogar,
Que sea tuya la mansión o la catedral,
Que tengas los fusiles o hasta unos blindados,
Que seas el dueño del local o incluso del banco,

Pero tendrás que rezar,
Si tio sí,
Tendrás que rezar,
Puede que al diablo o puede que al señor,
Pero rezarás

Puede que lo tuyo sea predicar,
O el que pone la mano, ese concejal,
O el que corta el pelo, un buen peluquero,
Una amante de alguien, o su heredero.

Pero tendrás que rezar,
Si tio sí,
Tendrás que rezar,
Puede que al diablo o puede que al señor,
Pero rezarás

2 comentarios:

MAbel dijo...

Mola mazo la versión fresan de Dylan- ¡Qué lo publique!

Joseda Sin Cara dijo...

Jo, eso de "Recuéstese" no tiene precio...