martes, 23 de septiembre de 2008

Gracias, Benjamín Prado


Como de sobra saben todos nuestros fans, los dos, en nuestro primer y único CD hasta el momento, recurrimos y recorremos a Benjamín Prado en tres de las canciones: “En verano”, “Los ríos” y “7 preguntas”, que dio finalmente nombre al disco. La cuestión es ¿se pueden cantar poemas sin traicionarlos? Porque lo que sí está claro es que se puede acabar traicionando aquello que amas.


Benjamín Prado ya había sido abducido en el cancionero de Sabina: “Cuando aprieta el frío”, “Esta noche contigo” y “Números rojos”, son canciones firmadas por ambos, (además de Varona y De Diego). Que sepamos, fueron escritas como canciones. Pero no teníamos ninguna noticia de que alguien hubiera puesto música a lo que, en principio, se escribió como poesía. Las fronteras entre la poesía y las canciones a veces no son muy claras, no tienen por qué. Basta leer a Dylan, Bob Dylan, (del que Benjamín Prado debería escribir algún día en profundidad para nuestra iluminación) que hasta parece ser que ha estado/está propuesto para el Nobel de Literatura, aunque no sea eso, desde luego, lo que lo identifique como poeta. Si es un poema y se puede bailar, llámalo canción, titulaba recientemente Javier Rodríguez Marcos una crónica del festival cordobés Cosmopoética.


Sea o no sea, estuviera o no clara, nosotros, en aquel momento, habíamos traspasado la frontera. Así que, ingenuos mitómanos que somos, escribimos un mail a Benjamín (no fue sencillo encontrar la dirección, tampoco el tono) contándole nuestro atrevimiento y, con una ansiedad directamente proporcional, esperamos su respuesta. Contestó muy pronto, muy amablemente. Le gustó, al menos, “En verano” (nunca estuvimos seguros de que le llegaran o escuchara las otras).


Dijo: “Antes era un poema, ahora es una canción”.


¿Existen las preguntas, o son solo
algo como querer atrapar tu propia mano
y encontrar al abrirla
una puerta cerrada, una mano vacía?


No sabemos, Benjamín, si existen las preguntas, pero si había una respuesta, era exactamente ésa la que necesitábamos.

3 comentarios:

Meadow dijo...

Buenas, escribo un blog sobre el susodicho autor y me he encontrado con este comentario vuestro. Todo lo relacionado con Benjamín me interesa, es muy valioso para mi. Por ello esos 4 versos me gustan, me atrapan. Me gustaría contar la historia de las canciones y la historia de la respuesta, o las respuestas (si es que después hubo más), en el blog.
¿cómo lo véis?

www.benjaminprado.blogspot.com

Pepe Momia dijo...

meadow: Puedes utilizar el texto, la anécdota o poner los links o descargarte las canciones. Las tienes en www.lamomiaquehabla.com. Por cierto, trístemente no hubo más respuestas. Incluso lo invitamos a la presentación del CD pero no pudo venir. Nosotros somos unos admiradores entregados a su causa, así que seguiremos tu blog.
Muchas gracias por interesarte.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

En efecto un atrevimiento,siempre lo
es...