domingo, 9 de noviembre de 2008

LETRAS vs LYRICS




No lo voy a conseguir, por más que lo intente: ni voy a ser argentino, ni dejo de darle vueltas a lo de las letras en las canciones “pop” (o cualquier otra etiqueta que identifique la música basada en canciones de consumo veloz tal como la conocemos). Ya de entrada mosquea que en inglés les llamen “lyrics”, que también se utiliza para poema lírico, y en español se diga “letra”, la misma que con sangre entra, la misma que significa plazos, o signo gráfico, o tipo de imprenta. De alguna forma, con tanta polisemia, algo casi devaluado.

Sin ir más lejos, a fecha de escribir este post, los tres primeros puestos de los 40 los ocupan tres letras que comparten, al menos, tres aspectos: las tres cantan a la “pérdida” (con acento; si fuera sin acento, al menos, habría más vidilla en estos tres “temazos”), las tres abusan de los tópicos o lugares comunes (incluso los refranes) y las tres están cantadas desde el yo, o sea, narrador en primera persona. Al menos, esto último es más moderno, pero, de vez en cuando, un narrador en tercera persona también se agradecería.

Detalles: Nena Daconte, en “Tenía tanto que darte” pierde a alguien (que debió conocer un diciembre por los primeros versos) así que “aún pregunto qué parte de tu destino se quedó conmigo / pregunto qué parte se quedó por el camino” y afirma (en el estribillo) que el problema es que “tenía tanto que darte / tantas cosas que contarte / tenía tanto amor, guardado para ti...” Puro almíbar, nena, almíbar daconte primera clase.

El Canto del Loco, en “Peter Pan” en cambio, al que pierden es a ése, a Peter Pan, pero parece que lo aceptan como algo bueno, como una oportunidad de mejora. Claro que no se acaba de entender demasiado lo que quieren decir versos como estos de “cuando te marches [Peter Pan] creceré, recorriendo tantas partes que olvidé, y mi tiempo ya lo ves”… ¿Como que “mi tiempo ya lo ves”? ¿de qué va eso? ¿letra de relleno para que rime en una canción cuya producción debe superar cientos de miles de euros?. Aunque lo peor viene luego con “Si Peter no se quiere ir / La soledad después querrá vivir en mi / La vida tiene sus fases, sus fases”. Desde luego que la vida tiene fases, ¡y las canciones deberían tener sus frases, sus frases!, es decir algo un poco más ¿sofisticado? No digo que se deba parecer a Keats (como intenta Morrisey, por ejemplo), es que “la vida tiene sus fases” es parecido a lo de “el partido tiene 90 minutos” o “el fútbol es así” que sueltan los futbolistas. Como para cantarlo, vamos.

Finalmente, Melendi, ese hombre, en “Un violinista en tu tejado”consigue meter en tercer lugar de la lista de éxitos una canción (?) en la que el estribillo final tiene 4 frases hechas/refranes en 8 “versos”, lo que supone un 50% de concentrado genuino de topicazos: “Mientras rebusco en tu basura / Van creciendo los enanos / De este un circo que un día montamos / Pero que no quepa duda / Muy pronto estaré liberado / Porque el tiempo todo lo cura / Porque un clavo saca otro clavo”. Faltaría sólo lo de “a caballo regalado” (que le va bien a la rima) o “agua que no has de beber” (por lo del sentido del tema y la pérdida).

Y, es cierto, lo entiendo, las canciones pop no deben servir necesariamente para estrujarse la cabeza. No debemos analizar por qué Nena Daconte suponen que el “destino”, que es dirección o meta, tiene “partes” que se pueden quedar con uno (¿me das un poco de tu destino?, baby). Tampoco defiendo que una canción buena tenga que ser “poesía” o “literatura”, pero se agradecería que fuera, inteligente, irónica o, al menos, sutil y, sobre todo, de verdad. Y hay muchas en el panorama del pop en español. Las cantan Los Planetas, Los Piratas, Sr Chinarro, Ectoplasmas, Lapido… Probablemente no están en los 40, aunque sí son los principales. Cualquiera de vosotros tendréis vuestros preferidos si realmente escucháis la canción, o sea, lo que dice. Claro que, quizá, las canciones a veces se toman como los aperitivos, que uno no aprecia muy bien a qué saben, si a sabor barbacoa o a receta campesina. Hay incluso quienes gustan de cazar las “malas letras del pop".

En fin, el caso es que a muchos no les importan las letras, sean o no lyrics. Sólo Amaral, en la que hace 6ª hoy en los 40, se preguntan “¿De qué hablan las palabras que no paro de escuchar?”.

Pues eso digo yo, ¿de qué hablan?.

5 comentarios:

MAbel dijo...

Y LOVE OF LESBIAN, TIO!

Pepe Momia dijo...

Pues sí, ¿en qué estaría yo pensando?, pero me disculpa que los puntos suspensivos son tres: LÖL

Joseda Sin Cara dijo...

Cuidadito ahí, cuidadito, que de El Canto del Loco a Love of Lesbian hay un trayecto... A ver si se va a poner la gente a meterse la letra de "Marlene" en vena sin previo aviso, ahora, y les da un síncope. Que luego te vendrán, Pepe, a que les expliques lo de "hay un Phil Collins en mi corazón", y ahí no va a haber Perec ni Deleuze que te salven.

MAbel dijo...

"...en mi cabezón" que es más poético. LOL los mejores

Joseda Sin Cara dijo...

Es verdad, sorry, es "en mi cabezón". No estaba yo captando todos los matices.