jueves, 1 de octubre de 2009

A HARD DAY'S GUARDIA


Para que el día siguiente de una guardia sea bueno, la actividad desarrollada en la misma debe cumplir algunas condiciones. Por ser breve y no entrar en una lista de «a saberes», fundamentalmente se requiere que los problemas (el conjunto de tareas que, en conjunto, llamamos «trabajo») hayan sido corregidos de una forma lo suficientemente «limpia», es decir, que el partido se gane pero jugando bonito, no en terreno embarrado y por la mínima, con un penalti en contra en el último minuto que el árbitro no vio o no quiso pitar. Una guardia mala no significa un exceso de actividad, en absoluto. Puede ser el regusto amargo que deja un asunto muchas veces nimio ¿qué diablos querrá decir nimio y más en este contexto? (generalmente algo que pudiste hacer con facilidad, con sencillez, pero se complicó hasta extremos antes inimaginables).


La de ayer fue medio mala (o medio buena, ya sabéis): uno de esos partidos a mitad de campeonato contra un equipo mediocre que te lo ha acabado poniendo difícil y en el que tu publico ha visto perfectamente que no te esforzabas demasiado por cumplir el trámite. No hubo intercambio de camisetas.


Así que, para desengrasar, una gratificación rápida. Paz por euros. No, no estoy hablando de prostitución, tranquilos: aprovechando la oleada Beatle con la remasterización 2009 de sus discos, me dejo llevar por la rebaja en FNAC de 20,5 a 9 euros de su recopilación “1”, a la sazón uno de los discos más vendidos en la actualidad, con 27 de los temas más exitosos de The Beatles. Y me doy cuenta, como con los buenos libros, de qué bien aguantan estos cuatro (y sus productos) las sucesivas lecturas. Todos esos temas que crees, estúpidamente, que ya son estándares, casi lugares comunes, que fueron un comienzo para todo, algo totémico… pero que has descatalogado del oído, arrumbado, superado. ¡Y un huevo!, me atrevo a sugerir, humildemente.


No quiero ser exhaustivo y seguro que mil veces se ha dicho lo mismo, pero hay detalles que me deslumbran: la simplicidad esquelética de Love me do; los falsetes de From me to you; las palmas (y el puente) de I want to hold your hand; el silabeo/acentuación de la letra con la música (con el bajo) y el solo de Can’t buy me love; la entrada de A hard day’s night: guitarrazo y directo al estribillo, la batería de I feel fine (y el estribillo, que parece el abuelo marchoso de todo el pop granadino actual); el swing (y las armonías en el puente) the Eight day’s a week; la fluidez y solidez de una locomotora diesel en Ticket to ride; los coros (y por qué no, todo lo demás también) de Help!; la voz de McCartney en Yesterday, la única persona suficientemente joven (siempre) para cantar esa canción sin cursilería ni solemnidad; ¡la pandereta de Day Tripper!; la magnífica interrupción en forma de vals en lo que parecía una ¿simple? canción-eslogan (We can work it out); el riff y el bajo de Paperback writer; el atrevimiento de pasacalle de Yellow Submarine; la entonación contenida de Eleanor Rigby (fíjate y aprende, Rufus); los arreglos (todos) de Penny Lane: una canción que parece una película; la impertinencia antipatriótica y pedagógico-simplista de All you need is love; la declaración (elíptica) de intenciones de Hello, goodbye; el piano de Lady Madonna; todos y cada uno de los mil retales que parecen formar la inimitable Hey Jude (hasta la pandereta); la caja y el bajo obsesivo de Get back; la actualidad Folk-americana de The ballad of John and Yoko; los teclados de Something; el sexo duro en Come together; las mejores «words of wisdom»: Let it be y la imposible respuesta a la pregunta ¿por qué no quitaron los violines? en The long and winding road.

Bueno, la guardia no ha sido tan mala. En absoluto. Era sólo la excusa. I feel fine. Let it be.


3 comentarios:

Bill, el de la catana dijo...

Sugiero la versión de "The long and winding road" de Andrés Calamaro. Sin violines. en El salmón.

Travis dijo...

Qué carajo, qué buena guardia!!!
Me has subido las endorfinas, la rifolavina, la penicilina, la flusfliskis con este entrañable "post"-guardia. Gracias momia!!

mapimed dijo...

lo que da de sí una guardia...y creo qeu estabas conmigo!...jaja! enf in...yo prefiero "Time of your life" Green Day...